Los 10 pasos para elaborar pan

Cada masa que elaboramos en LPQ sigue estos 10 pasos de principio a fin. Esto nos asegura la mejor calidad de pan sin olvidar el buen sabor, textura, aporte nutricional o nuestra manera artesanal de elaborar el pan.

Para ser un auténtico panadero en casa, sólo hace falta seguir estos 10 pasos y estarás en el camino adecuado para crear espléndidas hogazas.

Paso 1: Selección de Ingredientes y Peso.

El uso de ingredientes de calidad es crucial para poder hacer un buen pan. En Le Pain Quotidien, sólo usamos harinas orgánicas. Cuando escojas la harina para elaborar tu pan, verifica que en la etiqueta diga “Harina para todos los usos” o “Harina para pan.”

Nosotros usamos levadura seca instantánea y/o “levain” (masa madre) en nuestro pan. Ambas nos ofrecen fantásticos productos y sus cualidades varían dependiendo del tipo de pan que queramos crear.  La “levain” es un cultivo que debe ser “alimentado” diariamente, por lo que quizás pueda resultar difícil hacerla en casa pero será un reto que valdrá la pena.  La levadura seca instantánea es una buena opción ya se puede guardar durante mucho tiempo y no necesita ser hidratada antes de su uso.

Nuestra sal es de muy alta calidad, no es refinada y es marina. De cualquier manera, puedes usar la sal que más te guste, a menos que sea muy gruesa y difícil de disolver. El agua filtrada también servirá para hacer tu pan, siendo su temperatura el factor más importante, ya que de esta manera podrás controlar la temperatura de la masa. Una buena masa tendrá una temperatura aproximada de 24° C.

Nosotros pesamos todos nuestros ingredientes (incluyendo los líquidos) en gramos en una báscula.  Pesar es mucho más fácil que calcular en volumen.

Paso 2: Mezclar

Existen dos etapas en el proceso del mezclado de los ingredientes: la primera es incorporar los ingredientes y la segunda consiste en darle una forma a la masa. La mezcla puede ser amasada a mano o con una batidora.  Si decides usar una batidora, mantén la velocidad lo más baja posible para no dañar el motor.

Paso 3: Fermentación Primaria.

En el proceso de fermentación es cuando la levadura comienza a hacer su trabajo, convirtiendo el azúcar en bióxido de carbono, alcohol y ácidos orgánicos. Cada masa tiene un tiempo diferente de fermentación, todo depende de su fórmula. Nosotros trabajamos con tiempos distintos y con nuestra observación  para determinar cuando cada masa está correctamente fermentada.

Paso 4: Dividir y dar forma.

Cuando la masa está correctamente fermentada, es el momento de dividirla y darle forma. Esta primera división y forma ayudarán a que logremos y consigamos el tamaño y forma final del pan que perseguimos de una manera más fácil.

Paso 5: Reposo.

Después de darle forma por primera vez a la masa, se deja reposar antes de darle su forma final.  El reposo de la masa ha de ser de entre 15 a 20 min aproximadamente y durante ese tiempo, el gluten de la mezcla, el cual se ha vuelto elástico durante el amasado, se relajará y se podrá manipular más fácilmente.

Paso 6: Forma Final.

Existen cuatro tipos básicos de la forma del pan: la baguette (larga), la boule (redonda), la bâtard (forma de balón de football) y la hogaza de pan (bâtard sin las puntas). Después de darle forma, la masa debe dejarse reposar. Para las baguettes y bâtards, las dejamos reposar en mesas de madera; para las boules, usamos canastas de madera y lino,¡ justo las que usamos para servir el pan en la tienda!.  Las canastas ayudan a mantener la forma final del pan durante la fermentación final.

Paso 7: Fermentación Final.

Después de darle la forma final, la masa debe reposar y terminar de fermentar. El tiempo de fermentación dependerá del tipo de la masa; podría ser desde 15 minutos hasta 12 horas.  De nuevo, nosotros trabajamos con tiempo y con la “sensibilidad de la masa” para determinar cuando está bien fermentada.

Paso 8: Cortes o Marcas

La mayoría de las hogazas tienen un corte o marca distintiva, se le hace justo antes de ser horneadas. Los cortes tienen una función decorativa, y le permite a la masa abrirse extenderse adecuadamente  justo cuando el bióxido de carbono  que se ha acumulado durante la fermentación se expanda en el calor del horno. Las marcas en las hogazas son hechas generalmente con una cuchillo.

Paso 9: Horneado.

Masas sin contenido en grasas (tales como las baguettes  y pan con levain hechos sin grasa, azúcar, huevos, etc.) son comúnmente horneados en temperaturas altas, alrededor de 450-475°F.  El pan enriquecido o con grasa  (brioche, challah, pan dulce) es normalmente horneado a  350-400°F.  En la mayoría de los casos, una hogaza pequeña debe ser horneada a una temperatura más alta que la de una hogaza más larga y esto afectará en la correcta coloración de la misma.  Hay algunos indicadores que ayudan a determinar si la hogaza esta bien horneada—por su color, por el sonido hueco que escuchas cuando golpeas el centro de la hogaza, y por la temperatura interna (al menos 190°F para pan sin grasa, 165°F para pan enriquecido).

Paso 10: Enfriamiento.

Aunque sea una tentación comer el pan justo después de horneado, no es la manera más adecuada de apreciar todos los sabores del pan. Cuando el pan sale del horno, aún tiene mucha humedad y bióxido de carbono. El pan necesita tiempo para enfriarse para que la humedad y el gas se disipen. Después de enfriarlo, la textura, sabor y el aroma del pan se habrán desarrollado de la manera que deben y tú tendrás un delicioso pan para disfrutar.

Super Alimentos

En estos días es difícil ignorar el térmico “super alimentos” y todos los beneficios que aportan.  . Pero ¿qué convierte realmente a un alimento en súper? El término “super alimento” es usado para nombrar todos esos alimentos que son altamente ricos en nutrientes y por consiguiente, beneficiosos para la salud.

En Le Pain Quotidien nos gusta crear platos con una amplia gama de ingredientes sanos y naturales. Estos son algunos de los ingredientes de una larga lista que usamos y tenemos disponibles en nuestro menú. Estos ingredientes son muy fáciles de añadir a tu dieta y además te ayudaran a enriquecerla y diversificarla.

  • Semillas de Chía: Contienen omega-3 ácidos grasos además de mucha fibra y proteínas, por lo que estas pequeñas semillas te harán sentir completamente lleno de energía. Solo basta con espolvorear un poco en tus cereales o en tu Smoothie.
  • Bayas de Goji: Ricas en antioxidantes, estas bayas rojas contienen un gran número de vitaminas y minerales. Las bayas de Goji son perfecta para picar o mezcladas con yogur.
  • Remolacha: De un tono carmesí, dulce y de tierra, este vegetal está cargado de antioxidantes y fitonutrientes, además de vitamina C y fibra. Pruébala cruda, al vapor o asada. Recomendación del Chef: también están deliciosas salteadas.
  • Quinoa: Este antiguo super alimento usado por los Incas,  es una fuente de proteínas y  rico en fibra, hierro y riboflavina. Mézclala con algunas de tus hortalizas y vegetales favoritos y obtendrás un almuerzo lleno de proteínas.
  • Semillas de cáñamo: Suaves y delicadas, estas semillas altas en proteínas contienen los 9 aminoácidos esenciales. Además, son una importante fuente de grasas omega-3 y omega-6, que aportarán un extra saludable a tu desayuno, sopa o ensalada.

¿Quieres probar alguno de estos súper alimentos?¡Pruébalos en nuestros deliciosos platos!

  • Semillas de Chía – Pudding Omehga 3
  • Bayas de Goji – Detox Banana Split
  • Remolacha – Ensalada de Trucha Ahumada con remolacha asada
  • Quinoa – Detox de Quinoa Roja con Pollo de Corral

Bonne santé!

Ensalada de zanahoria lista en un minuto
Ingredients
  • Array
  • Array
  • Array
  • Array
  • Array

Cuanta menos elaboración lleva una preparación con verduras, mejor se perciben su frescura y textura. Siguiendo con esta filosofía, esta simple ensalada intensifica la deliciosa dulzura y la crujiente textura de la zanahoria. Tiene, además, el beneficio agregado de estar cruda, lo que significa que se conservan todos sus nutrientes y enzimas.

Como el nombre de la ensalada lo indica, es increíblemente fácil de hacer y se puede preparar rápidamente. Se recomienda dejarla para último momento para lograr un producto lo más fresco posible.

Procedimiento:

  1. Coloque las zanahorias en un recipiente para ensalada y mezcle con el aceite, el jugo de limón y la sal.
  2. Mezcle de forma suave, sazone con un poco de pimienta negra recién molida, a gusto, y sirva inmediatamente.

Esta receta pertenece a Alain Coumont y se extrajo de su libro “Le Pain Quotidien Cookbook” [El Libro de Cocina de Le Pain Quotidien].

Arúgula

En Le Pain Quotidien amamos la arúgula! Muchos de nuestros tartines son servidos con un poco de crujiente rúcula y casi todas nuestras deliciosas ensaladas tienen su base en este sano ingrediente. A veces llamada rúcula, roquette, o si quieres un poco más científico, eruca sativa, esta lechuga con toque a pimienta le da sabor a cualquier ensalada, sándwich e incluso platos con pasta.

La arúgula es mucho más sana y nutritiva que una lechuga romana, además de que tiene un sabor aún mejor, ya que tiene un nivel menor de agua. La arúgula es miembro de los vegetales brasisicaceae y está dentro de la familia de la col, coliflor y calabaza. Con altísimos niveles de vitamina A, vitamina B, vitamina C, y vitamina K, e incluso calcio, la rúcula es un vegetal excelente para ser tomado en cuenta en tu dieta. Por sus antioxidantes, previene el cáncer y ayuda a tus huesos.

No es sólo un ingrediente de temporada: puede ser almacenado fácilmente en tu nevera. Depende solo de ti el uso tan creativo le des a este ingrediente.  Las opciones son interminables— pruébalo con un poco de jamón de pavo, o con un poco de pesto y nueces. Si te apetece acércate a tu Le Pain Quotidien más cercano y ordena nuestra ensalada de rúcula con Queso de Cabra. Es perfectamente ligera, cítrica y con un poco de aceite, ingredientes que contrastan con el robusto sabor de la rúcula y del cremoso y picante gusto del queso de cabra.

Nos gustaría saber ¿Cuál es tu plato favorito con rúcula en Le Pain Quotidien? ¿Tienes alguna receta favorita con arúgula? ¡Compártela con nosotros!

View all
Chocolate Belga

Desde waffles y cerveza a patatas fritas con mayonesa, Bélgica tiende a tener una reputación por sus deliciosas especialidades culinarias. Pero tal vez la comida más conocido de todos para salir de este pequeño país es el ¡chocolate!

Reconocido mundialmente como el mejor chocolate disponible, el chocolate belga cuenta una historia de la artesanía, tradición y excelentes ingredientes.

La historia de la fabricación del chocolate en Bélgica se remonta al siglo XVII, cuando los exploradores españoles introdujeron el cacao a Europa desde viaja su sudamericano. Tradicionalmente se consumía como una bebida por los antiguos mayas y aztecas, esta costumbre pronto se convirtió en un lujo exclusivo de la nobleza española, que gobernó Bélgica en el momento.

Curiosamente, en una visita a Bruselas 1697, Henri Escher, el alcalde de Zúrich, intentó esta bebida a chocolate y quedó tan impresionado que le llevó la idea a Suiza. Varios cientos de años más tarde, Suiza es la principal competencia de Bélgica en el reino de chocolate!

Sin embargo, no fue hasta el rey de Bélgica Leopoldo II colonizó el Congo en el siglo 19, que el chocolate se hizo más accesible al público en general. Esta intervención no tan dulce dio Bélgica acceso directo a los árboles de cacao de alta calidad, estimulando el ahora profunda tradición culinaria.

Hoy en día, el chocolate belga se distingue por su artesanal, técnicas de procesamiento del viejo mundo y altos estándares de calidad. Mientras que la Unión Europea permite chocolateros para sustituir hasta un 5% de su manteca de cacao con diferentes grasas vegetales, chocolateros belgas se enorgullecen de utilizar la manteca de cacao 100%, lo que aumenta la suavidad y el sabor del chocolate.

Cuando se trata de chocolate en Le Pain Quotidien, traemos tradición belga a la mesa, junto con algunas credenciales de sostenibilidad graves, al asociarse con Tohi, una empresa familiar conocida por su chocolate orgánico de comercio justo.

Viajando por el mundo en busca de sabores sutiles ya veces poco conocidos, los maestros chocolateros en Tohi han creado una línea delicioso y sostenible de las barras de chocolate orgánicos para nosotros. Que van desde los sabores tradicionales con sabores más sorprendentes y raras, nuestros favoritos incluyen speculoos, Poivre Rose (pimienta rosa) y Earl Grey.

Además de la creación de chocolate orgánico, de comercio justo, Tohi también es bien conocido por sus prácticas ambientalmente conscientes como su embalaje totalmente reciclable y la producción de CO2 neutro, lo que significa que la producción de nuestro chocolate tiene neta huella de carbono cero en nuestro planeta.

Después de toda esta charla chocolate, tenemos la sensación de que podría estar apetece un sabor de un chocolate belga puro e intenso.

Cómo almacenar nuestro pan

Nosotros usamos un proceso artesanal para crear nuestro pan, por eso tienen una vida más corta  que cualquier otro tipo de pan más comercial. Esto es porque la mayoría de los panes comerciales llevan conservantes que los mantiene por más tiempo. Nosotros dejamos a un lado esos aditivos y mantenemos el mejor sabor, creando mejores productos para nuestros clientes.

Para almacenar nuestro pan, sugerimos lo siguiente:

Si es crujiente (baguette, trigo, centeno, o multicereal) déjalo en un lugar que lo deje respirar—bolsa de papel tela o una caja para pan. Si es suave (brioche) envuelto en plástico, de igual manera, a temperatura ambiente. El pan no debe guardarse en el frigorífico, ya que provocará que se endurezca más rápido. Si querés es guardarlo por mucho tiempo, lo podés congelar sin ningún problema.

TIP: Para recalentar pan crujiente que se ha secado un poco, rociá la corteza con un poco de agua y metelo en el horno durante unos minutos, sólo hasta que la corteza este crujiente de nuevo y por dentro este caliente. ¿Tenés algunos consejos que no hemos mencionado? Compartilos con nosotros!

Semillas de Chía

Las semillas de Chía provienen de una planta nativa de América Central y se han vuelto famosas gracias a sus propiedades que las convierten en un alimento saludable, lo que ha supuesto una necesidad de consumir Chía en nuestras vidas diarias. En Le Pain Quotidien hemos integrado estas pequeñas semillas en distintas recetas.

Las semillas de la Chía fueron veneradas por los aztecas, quienes las apreciaron por sus propiedades energéticas y apodaron “El alimento del corredor”, ya que se consumían antes de ir a la batalla. Una porción de la semilla de Chía tiene el equivalente nutricional de un plato de espinacas, salmón, arándanos y leche. La Chía está llena de proteínas y antioxidantes, además de contener también una gran concentración de ácidos grasos esenciales como omega-3, fibra y hierro – una combinación que te ayudará a reducir el colesterol, reducir el riesgo de enfermedades del corazón… y hasta correr  un maratón!

Debido a que las semillas de Chía se expanden al mojarse, adquiriendo una textura casi gelatinosa, es una manera estupenda de poner freno a comer en exceso. Las semillas de Chía te hacen sentir  satisfecho, tardan más tiempo en digerirse, y por lo tanto, será menos probable que piques después de las comidas.

Si  no has probado estas semillas, dales una oportunidad!  Prácticamente sin sabor, las semillas de Chía se integran en casi cualquier aperitivo, bebida o postre, e incluso rociándolas sobre los platos salados para un sútil crunch.

Queremos conocer tu opinión ​​- ¡Compartí tus comentarios abajo!

Quinoa

La quinoa se está convirtiendo en el grano favorito de América y son cada vez más las familias que lo incorporan en sus recetas. Estos granos contienen una grandísima cantidad de fibra y son ricos en proteínas y calcio. Con un intenso sabor parecido a la nuez, la quínoa es una base sorprendente para acompañar tus platos principales o incluso algún postre. Este pseudocereal es originario de la región Andina de América del Sur y puede prepararse como el arroz. A pesar de que la correcta pronunciación de la palabra es algo compleja (kinwa o keen-wah), la quinoa puede ser integrada fácilmente a tu dieta.

Desde los más fanáticos de la quinoa hasta aquellos novatos en la tendencia de la alimentación sana se ven sorprendidos por la multitud de variaciones y sabores que se pueden obtener con este grano, pudiendo cocinarlo de la manera que más te guste a ti o tu familia. Una de las maneras más populares de consumir la quinoa es mezclándola con vegetales recién cocidos y agregándole tu vinagreta favorita. De esta manera se logra una deliciosa ensalada, nutritiva y saludable, que te hará sentir satisfecho al mismo tiempo que disfrutas de uno de los cereales más saludables. También puedes completar tu ensalada con un poco de repollo, almendras fileteadas y arándanos secos para lograr un sabor mucho más contundente. Servida fría o caliente, la ensalada con quinoa es una gran opción para tener a mano en tu repertorio culinario: una solución versátil  para acompañar huevos, sopas e incluso algunos postres.

En Le Pain Quotidien ofrecemos la quinoa en varios de nuestros especiales tales como el risotto de quinoa, la ensalada de quinoa detox con o sin pollo, además de otras recetas que nuestros chefs desarrollan día a día.

La Quinoa es una opción de la cual no te podrás arrepentir. ¡Llená tu heladera, disfrutá de un programa de cocina en la televisión e inspirate para crear deliciosos platos con quinoa! ¡Comparte con nosotros tus recetas favoritas! También puedes acercarte a Le Pain Quotidien a probar nuestras recetas con quinoa. ¡Te esperamos!

Imagen: Flickr, Marionlon

Alimentos esenciales en tu heladera

Hace no mucho me preguntaron ¿qué es lo más básico que debes tener en tu heladera? Después de meditarlo un poco, me dí cuenta que más allá de los clásicos huevos, leche o manteca, hay productos claves que necesito para elaborar cualquier plato. Quizás viajes mucho, o trabajes demasiado tiempo, o quizás tu modo de vida te ha hecho aprender de memoria el número telefónico de la comida china de tu barrio. Cualquiera que sea tu rutina diaria, no debe limitarte a la hora de disfrutar de una cena bien hecha y con los ingredientes mínimos y básicos para prepararla. La mejor comida es la más simple, no la pretenciosa ni muy elaborada.

Estos son los productos básicos de mi heladera, muchos de los cuales tengo siempre, (¡o casi siempre!):

Queso Parmesano. Con un toque a nuez y aun siendo de sabor bastante intenso, mejora cualquiera de mis platos sin nada más. Es fácil de conservar y dura hasta 3 meses después de haber sido empaquetado. Un queso duro como el Parmigiano Reggiano tiene muchísimo sabor con menos grasa que los quesos más suaves. Agregalo a tu pasta o a la quínoa con un poco de sal, pimienta y aceite de oliva.

Tapenade. Es una pasta muy versátil. Conozco por lo menos 20 usos que le puedes dar a esta pasta: podes descubrirlos aquí.

Mostaza. Debo admitir que me encanta la mostaza. Mi favorita es la Dijon orgánica, granulada y picante. La mostaza es otro básico en tu heladera que puede durar bastante tiempo. Le agrega a tus platos textura, color, un toque picante y hasta dulzura. Untala en tu sándwich para condimentarlo; también podés usarla en alguna vinagreta, para marinar o para agregarla a tu pasta. Definitivamente es un ingrediente que debes tener a mano.

Aceite de olive extra virgen. El aceite de oliva es esencial y es algo que casi cualquiera puede tener a mano. Un buen aceite de oliva orgánico es imprescindible dentro de cualquier cocina.

Filetes de anchoas en aceite de oliva. Las anchoas son un alimento que tiene opiniones divididas. Si te gustan las anchoas y querés tener en cuenta mis consejos, las anchoas en aceite de oliva son otro gran ingrediente que debes tener en tu heladera. Se pueden guardar por mucho tiempo y agregan una acidez muy especial a tus platos. Probalas con una rebanada de pan o en una ensalada Caesar.

Alcaparras. Así como las anchoas, las alcaparras actúan enalteciendo tus platos. Su brillo e intensidad funciona a la perfección en salsas, pasta y cualquier otro plato en la que les encuentres algún uso.

Salsa Harissa. Su sabor picante y profundo con toques de cilantro y comino hacen que esta salsa se pueda usar de muchas maneras. Irresistible en pastas, en vegetables, sándwiches, huevos y hasta pescado, la Harissa te recuerda  el sabor  Mediterráneo en cada plato. Mi preferido es el de Túnez.

¿Cuáles son los ingredientes básicos en tu heladera? Comentalo con nosotros.

Imagen: Flickr, shutterbean

Refuerzos Inmunológicos Naturales

Con los gérmenes propagándose en el invierno, es importante cuidar tu cuerpo de bacterias y virus. Afortunadamente, existen varios alimentos que te ayudarán a mantenerte sano y que podrás integrar fácilmente a tu dieta. Aunque aún no se ha descubierto algo que cure la gripe, nosotros te damos algunos consejos para mantener tu sistema inmune fuerte.

Proteínas sin grasa

Las proteínas sin grasa como el pavo, tofu, porotos o carne magra contienen zinc, el cual incrementa la producción de glóbulos blancos, los cuales combaten las infecciones de nuestro cuerpo. ¡Las proteínas por si solas ayudan a nuestro cuerpo a combatir las enfermedades!

Ajo

Solamente un diente de ajo contiene un nivel altísimo de calcio y potasio, lo que lo convierte en un grandísimo refuerzo inmunológico.

Yogurt

El yogurt contiene pro bióticos o cultivos activos, los cuales limpiarán tu intestino de bacterias dañinas.

Nueces y semillas

Ambos contienen vitamina E, la cual te ayudará en enfermedades respiratorias. Una mezcla de frutos secos y semillas servirá de la misma manera, además de su delicioso sabor

El té contiene niveles más altos de antioxidantes que las frutas y los vegetales, los cuales te ayudarán a combatir las enfermedades propias de esta época.

La mejor manera de no caer enfermo es cuidar de ti mismo. Intenta reducir tu nivel de estrés y aprendé a manejarlo cuando suceda. Yoga, meditación y ejercicio son excelentes catalizadores. Descansar toda la noche y tener una dieta sana te evitará muchísimas enfermedades.

¿Conoces algún otro tipo de refuerzo inmunológico natural? Déjanos tus consejos en la sección de opiniones.