Semillas de Chía

Las semillas de Chía provienen de una planta nativa de América Central y se han vuelto famosas gracias a sus propiedades que las convierten en un alimento saludable, lo que ha supuesto una necesidad de consumir Chía en nuestras vidas diarias. En Le Pain Quotidien hemos integrado estas pequeñas semillas en distintas recetas.

Las semillas de la Chía fueron veneradas por los aztecas, quienes las apreciaron por sus propiedades energéticas y apodaron “El alimento del corredor”, ya que se consumían antes de ir a la batalla. Una porción de la semilla de Chía tiene el equivalente nutricional de un plato de espinacas, salmón, arándanos y leche. La Chía está llena de proteínas y antioxidantes, además de contener también una gran concentración de ácidos grasos esenciales como omega-3, fibra y hierro – una combinación que te ayudará a reducir el colesterol, reducir el riesgo de enfermedades del corazón… y hasta correr  un maratón!

Debido a que las semillas de Chía se expanden al mojarse, adquiriendo una textura casi gelatinosa, es una manera estupenda de poner freno a comer en exceso. Las semillas de Chía te hacen sentir  satisfecho, tardan más tiempo en digerirse, y por lo tanto, será menos probable que piques después de las comidas.

Si  no has probado estas semillas, dales una oportunidad!  Prácticamente sin sabor, las semillas de Chía se integran en casi cualquier aperitivo, bebida o postre, e incluso rociándolas sobre los platos salados para un sútil crunch.

Queremos conocer tu opinión ​​- ¡Compartí tus comentarios abajo!